Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filter by Categories
! Uncategorized
! Без рубрики
Coupons
edubirdie rank
Edubirdie rating
game
games
Review
Sin categoría
Uncategorised
Uncategorized
EnglishFrenchSpanish

Insolvencia de persona natural no comerciante

Insolvencia Persona Natural no Comerciante:

La ley de insolvencia para personas naturales no comerciantes es un mecanismo que propicia la búsqueda de arreglos para no llegar a procesos de ejecución.

El régimen de insolvencia, las personas naturales no comerciantes que se presenten un retraso en sus obligaciones financieras tendrán la oportunidad de renegociar sus deudas con sus acreedores antes de ser embargadas o desalojadas de sus viviendas, como ocurre hoy.

Esta nueva ley les permitirá a los «morosos» acudir ante un Centro de Conciliación de la Cámara de Comercio de Armenia, para solicitar 60 días hábiles, prorrogables por 30 días más, para negociar con los acreedores sus obligaciones mediante un proceso extrajudicial regulado por un conciliador.

Beneficios

.Permite la negociación integral de todas tus deudas con todos tus acreedores de manera ágil y efectiva.

.Luego de ser admitido el trámite de insolvencia NO podrán iniciar nuevos procesos ante la justicia.

.Admitido el trámite de insolvencia, se suspenden los procesos que tengas en curso.

.Admitido el trámite de insolvencia, no podrán suspenderte la prestación de los servicios públicos.

Es Importante Aclarar: La insolvencia no es un mecanismo para evitar que sus deudas no se hagan efectivas ni para buscar que le condonen sus obligaciones financieras, es todo lo contrario, lo que pretende es tener la oportunidad de encontrar fórmulas para un arreglo.

Una persona podrá declararse insolvente cuando haya incumplido el pago de dos o más obligaciones a favor de dos o más acreedores por un plazo mayor a 90 días, o cuando cursen en su contra una o más demandas de ejecución o cobro judicial. Además, las obligaciones atrasadas deben representar por lo menos la mitad de la deuda total a cargo del deudor.

El acuerdo debe ser aprobado por dos o más acreedores que representen más de la mitad de la deuda y, si se logra dentro de los primeros 60 días hábiles, no se cobrarán los intereses de mora causados durante ese periodo.